Descubriendo mi inteligencia y la de los demás

Cuantas veces habremos escuchado, tanto a menores como a adultos, plantear que no se sienten inteligentes. Los hemos visto compararse con otros y sentirse inferiores y, en otros casos, andar con aires de superioridad refiriendo a los demás con cierta despectividad.

Afortunadamente existe un paradigma que nos hace contemplar las distintas personalidades desde una mirada más holística e integral, valorando la riqueza individual y la fuerza que hay en la diversidad. Cada persona posee competencias y virtudes de gran valor, el desafío esta en poder reconocerlas, identificarlas y ponerlas en acción.

En 1983 Howard Gardner introducía su teoría de las inteligencias múltiples dando lugar a varios matices de intelectualidad. Los elementos de esta línea de pensamiento incluían siete tipos de inteligencias que luego fueron ampliadas a doce. Estas son:

  • Lingüístico-verbal: refiere al uso y dominio del lenguaje.
  • Lógico-matemática: capacidad de conceptualizar y comprender relaciones lógicas entre acciones y/o símbolos.
  • Visual-espacial: capacidad de percibir el mundo, reconocer objetos y crear imágenes mentales a partir de la experiencia visual.
  • Musical o rítmica: la habilidad de saber utilizar y responder a los diferentes elementos musicales (ritmo, timbre y tono).
  • Corporal-kinestésica: implica poder utilizar el cuerpo para aprender y para expresar ideas y sentimientos. Incluye el dominio de habilidades físicas (equilibrio, fuerza, flexibilidad y velocidad) y la coordinación de movimientos corporales.
  • Intrapersonal o individual: habilidad de conocerse a uno mismo y poder autogestionar las emociones.
  • Interpersonal o social: competencia asociada a la relación con otros y/u otras. Implica poder establecer interacciones empáticas y poder comunicarse positivamente a nivel oral y mediante el lenguaje no verbal (más info: click).
  • Naturalista: refiere a la habilidad para el pensamiento científico, para observar la naturaleza, para identificar patrones, etc. “…es la capacidad de categorizar elementos del entorno reconociendo sus diferencias y el modo en el que se relacionan entre sí, y de utilizar esta información de para interactuar con ellos de manera beneficiosa” (ver artículo). 
  • Emocional: es la combinación entre la inteligencia interpersonal y la intrapersonal.
  • Existencial o espiritual: relativa a la meditación sobre la existencia. Incluye la reflexión sobre el sentido de la vida y de la muerte.
  • Creativa: es el resultado de la combinación entre razón e imaginación. Es sinónimo de “pensamiento original”, “imaginación constructiva”, “pensamiento divergente” o “pensamiento creativo”. Consiste en innovar y en crear cosas nuevas pensando “fuera de la caja”.
  • Colaborativa: asociada al trabajo en red y en equipo. Es también la capacidad de elegir la mejor opción para poder alcanzar una meta conjunta (ver artículo).

El tomar conciencia de esta subjetividad mútiple y diversa nos permite establecer relaciones más horizontales que pemitan un mayor nivel de reconocimiento de uno mismo y de los demás logrando así un mayor nivel de empoderamiento y seguridad. Implica que cada uno y cada una puede ser como es y como quiere ser, porque es necesario que así sea ya que es ese complemento lo que nos potencia.

Para más información sobre los distintos tipos de inteligencias les recomendamos los siguientes artículos:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nombre *