Actividades para estimular el lenguaje oral

juego roles
juego roles
Juego de roles para comunicarnos de otra manera

Gracias al lenguaje podemos comunicarnos, interactuar, expresar emociones, pedir cosas que necesitamos y es un proceso vital en el desarrollo de los más pequeños. Te mostramos unos juegos simples pensados para niños de entre 3 y 6 años para estimular el lenguaje oral.

Ahora que inevitablemente pasamos mucho más tiempo en casa, no perdamos esta oportunidad de estimular el lenguaje oral de forma divertida.

El lenguaje y la comunicación son necesarios para expresar y comprender los sentimientos, resolver problemas, mantener relaciones sociales o progresar en el colegio.

1.Libros con imágenes (sin textos): Seguro tienes unos cuantos de cuando era pequeño, pídele que te cuente qué ve y qué sucede. Te sorprenderá ver lo rápido que se monta una historia.

Libros con imágenes y sin texto o muy poco y que el cuento ¡lo cuenten ellos!

2. Juegos de mímica: Que lo digan con mímica, sin hablar ni un poco. Aunque pienses pero entonces ¿qué desarrollo del lenguaje oral están haciendo? Pues el inverso, el buscar en expresiones lo que significa una palabra o situación. ¡Es un juego muy divertido!

3. Dados de contar historias: Estos dados, si aún no los conocéis, son una gran oportunidad de juego para peques de diferentes edades. Al estilo del punto 1 con los libros pero con dados con dibujos que invitan a armar una historia mientras se juega.

4. Juegos de seguir instrucciones: El clásico juego de nuestra infancia de “Simón dice” es el juego de instrucciones perfecto para jugar con los peques. Realmente no necesitaremos de ningún material, podemos ajustar las órdenes a la edad y podemos jugar por turnos. Jugar por turnos es un aprendizaje clave en la infancia porque le ayudamos a trabajar la paciencia tan escasa a estas edades.

5. Juegos de roles: Podemos usar los juegos para que los niños aprendan sobre situaciones cotidianas (qué es lo que hacemos cuando vamos al supermercado, a un restaurante o al jugar al parque). Todas estas situaciones están llenas de reglas e interacciones con los demás: saludar, pedir algo, compartir juguetes, etc.

Ahora podemos aprovechar para charlar sobre lo que está pasando, tal vez es un buen momento para ver si son capaces de expresar cómo lo viven y trabajar el estrés y la angustia de no ir al cole, de tener que salir a la calle con mascarilla, no ver a la familia ni a sus amigos.

Tenemos que tener presente algo muy importante, el juego es una manera divertida de tender puentes entre ellos, sus emociones y nosotros, así que aprovechemos este momento para que sean puentes fuertes que nos acompañen toda la vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nombre *